Conoce todos los beneficios que te puede entregar Bioxantin Pro Age para mejorar tu calidad de vida considerablemente.

Por Sandra Farré.

¿Qué es Bioxantin Pro Age?

Fórmula exclusiva con concentraciones específicas de los mejores antioxidantes, apoyados por investigaciones científicas y recomendados por expertos en antienvejecimiento a nivel internacional. Diseñado para favorecer una óptima absorción celular y ayudar a prevenir el deterioro y oxidación de nuestro organismo.
¿Cualquier antioxidante puede protegerme?

Los estudios han demostrado que el consumo de antioxidantes neutralizan eficazmente los radicales libres generados por diferentes factores tanto internos como externos: alimentación, químicos y tóxicos, metales pesados, contaminación, rayos UV, estrés, enfermedades, etc.

No obstante, existen muchos tipos de antioxidantes como son las vitaminas antioxidantes, los carotenoides y los polifenoles, por citar algunos, que no sólo difieren en su estructura molecular sino también en sus acciones y beneficios para la salud, tal y como lo respaldan los estudios actuales.
Por otro lado, existen concentraciones mínimas necesarias a consumir para tener sus beneficios.
Es por esa razón que un suplemento como Bioxantin Pro Age con la fórmula PA512 es único en su categoría y ofrece diferentes tipos de antioxidantes en dosis óptimas para lograr una protección antioxidante completa.
¿Durante cuánto tiempo debo tomar un suplemento antioxidante?

El tiempo de uso lo debe determinar el médico o nutricionista especializado, pues dependerá del estado oxidativo del paciente que a su vez está relacionado con su edad, si padece una o más enfermedades, y su estilo de vida, principalmente.
¿Qué puedo esperar de su consumo?

Después de un tiempo razonable de consumo (más o menos largo según el estado oxidativo del individuo) ayuda a minimizar el progreso de las enfermedades relacionadas con la producción excesiva de radicales libres, moléculas altamente inestables que, como algunos estudios realizados recientemente parecerían indicar, son la condición subyacente más importante en la mayoría de las enfermedades degenerativas comunes de la vejez. Especialmente, arteriosclerosis pero también cáncer, artritis, diabetes, hipertensión y obesidad. La tregua lograda en este proceso destructivo le da al cuerpo la oportunidad de frenar el progreso de su enfermedad y mejorar su salud en general. Al mismo tiempo, se logra prevenir los signos del envejecimiento prematuro de la piel, reduciendo la aparición de arrugas y líneas de expresión, mejorando la salud y la belleza de la piel.
¿La duración y eficacia es entonces variable según el caso?

La duración y eficacia del consumo de Bioxantin Pro Age como suplemento alimentario, dependerá del estado de salud inicial del individuo así como de otros factores relacionados con su estilo de vida como el grado de cumplimiento que da a las indicaciones de su médico o nutricionista con su régimen alimentario, la rutina de ejercicios físicos a realizar, y la eliminación de tóxicos como el tabaco y el alcohol.
¿Qué beneficios tiene su consumo?

Los beneficios que se pueden lograr con Bioxantin Pro Age se generalizan y abarcan todo el organismo, pues los radicales libres atacan a todas las células de nuestro cuerpo y logran dañar todas sus partes (su membrana, citoplasma y núcleo con el material genético que contiene). Bioxantin Pro Age contiene una combinación de diferentes antioxidantes que logran proteger en su totalidad a la célula, desde su membrana hasta su ADN (material genético). Por otro lado, todos los órganos y sistemas se benefician, incluso a nuestro sistema nervioso central, al tener la propiedad exclusiva de atravesar la barrera hematoencefálica.
¿Qué debo tener en cuenta junto al consumo de Bioxantin Pro Age?

Para restablecer la salud y lograr resultados permanentes, es imprescindible mejorar la alimentación en general aumentando el consumo de frutas y verduras frescas, y disminuyendo el de carnes rojas, grasas e hidratos de carbono refinados y azúcares como postres, dulces y golosinas. Es necesario también corregir el estilo de vida, implementando la práctica de ejercicios físicos varias veces por semana como yoga, técnicas apropiadas de relajación u otras formas de contrarrestar el estrés inducido por las demandas de la vida moderna.  También, hay que eliminar hábitos destructivos como el tabaco y el exceso de alcohol.